Revelaciones Parte I

En una pizarra tengo las fotografías pegadas, en la zona alta, una hoja de papel con un signo de pregunta que representa a cicatriz, aun no sé quién es. De ahí se desprenden varias flechas que apuntan a McCartney, el hombre frío con una cruz roja, luego sigue Sinner, hombre canoso, serio y de rostro militar, Castle y la mujer misteriosa que se comunicó conmigo en el camión con signos de interrogación donde iría su rostro y por último, Miss Poison, cabello rojizo y de una belleza deslumbrante. Me centro en la mujer misteriosa y todo lo que me ha dicho, ella supuestamente es la que encargó la muerte de Isabella, pero tenía entendido hasta ese momento que había sido McCartney. Comprobé que no se puede confiar en nadie pero no tengo tiempo para enojarme o suponer que corre peligro mi vida aunque se que si las de Daina y Taiana, que al comentarles lo sucedido no se sorprendieron. Sé que saben de quién se trata y no me lo quisieron decir. Es extraño, si, asumo que desean protegerme. Sé que esos nombres que escribí son los cabecillas del Círculo Escarlata pero nunca se sabrá realmente quién maneja todo, quien es el jefe supremo. Por un lado Castle hace sus negocios turbios con Sinner y la mujer misteriosa intenta acabar conmigo. Por otro lado el hombre frío fue simplemente un chivo expiatorio para tendernos una trampa y Cicatriz observa todo desde la oscuridad.

-¿Que sucede?- pregunta Taiana ingresando-
-Analizo los pasos a seguir, estamos bajos de personal para ir a atacar a Sinner en Hanchi y él nos espera con los brazos abiertos. Los demás Arcanos no quieren participar en esta parte de la batalla, desde las bajas del sur, este y oeste decidieron cortar los lazos con nosotros. Adolf aun recuperándose, Miguel y Bill desaparecidos. Para completar el problema Newsletter busca la forma de llevar a cabo el plan sin importarle quién viva o muera.
-¿No estarás evitando enfrentarte a la mujer misteriosa?- exclama con entereza-
-¿Porque la evitaría?
-El miedo de enfrentarte a la verdad, algo que siempre te hizo escapar.
-No poseo miedo, tu madre, mi amor, fue asesinada por la organización por querer salvar a la sociedad. No interesa quien lo haya realizado, acabaré con todo el que se cruce en mi camino.
-Acabaremos- dice agarrándome la mano- no tienes por qué hacerlo solo- sonríe- estamos para ayudarte.
-No quiero que les suceda nada-suspire-
-La muerte es inevitable y prefiero que venga a buscarme a tu lado. Yo me he alejado de ti porque en mi alma el enojo ocupaba la primera posición, pero en ese momento, en el laboratorio, cuando estuviste dispuesto a morir junto a mí, me hizo darme cuenta que darías tu vida sin pensarlo a cambio de la mía. Y quiero hacer lo mismo por ti. Que tengas una hija que batalle a tu lado y no quedarme en este lugar esperando que tarde o temprano me encuentren. Sabes que ellos me buscan y sabes que me encontrarán.
-Sí, lo sé- un nudo en la garganta no me deja expresa más que esas palabras-
-Sé que no esperabas que te dijera estas cosas- sonríe- pero hemos hablado con Daina y me ha abierto los ojos. Ella es una mujer especial con una vida llena de tragedias, y me dijo <jamás dejes ir la oportunidad de estar con los seres que te aman, tu padre daría todo para que tú seas feliz> y por fin pude liberar mis emociones. Basta de ir en contra de la corriente.
-Necesitaba de esas palabras, pero no puedo vivir con naturalidad que pelees a mi lado.
-Tienes que dejarla hacerlo- Exclama Daina desde el ingreso- cada uno de nosotros tiene una razón por la cual pelear, y lo que tenemos en común es que nos une la sed de venganza. Sea Isabella, o Gabriel o Jane, mi hermano, tenemos que seguir juntos.
-¿Que has dicho?- Interrogo con extrema duda
-Que tenemos que seguir juntos- sonríe- Sé que te sorprende lo que he dicho…
-Me refiero a lo anterior. ¿Tienes un hermano que se llama Jane?
– Si, tenía…- su sonrisa desapareció- No entiendo ¿porque te interesa?
-¿Jane Austen se llamaba?
-Si Thomas, ¿Podemos dejar el tema de lado? No deseo hablar de mi hermano fallecido.
-Antes respóndeme lo siguiente, ¿Porque deseas vengarte de los Arcanos?
-Sospecho que ellos tienen algo que ver con la muerte de Jane.
-Y si te digo que así es, que ellos o mejor dicho McCartney es el principal culpable de su muerte.
-¿Cómo lo sabes?- Exclama con una mezcla de irá y tristeza-
-Tu hermano era compañero de laboratorio de Isabella en CoverLabs. Ellos descubrieron la cura del cáncer de dos maneras diferentes, a través de un virus, Ímpetu y con nano tecnología. Tu hermano, valiente como me narraron, se enfrentó a McCartney porque éste último quiso utilizar sus descubrimientos para el mal, como esta sucediendo. El accidente fue obra del Círculo Escarlata. Debes saber que su muerte no fue en vano, Isabella logró ocultar cierta parte de la investigación lejos de sus garras.
-¡Lo sabía!- exclamó arrojando una taza contra la pared- ¡sabía que no era un accidente! Desde lo más profundo de mi alma, algo me indicaba que el automóvil había sido modificado. Jane jamás iría a esa velocidad con su familia a su lado, él velaba por la seguridad de sus hijos siempre. ¡¡¡Malditos!!!- cubre su rostro con sus manos- desperdicie tiempo de mi vida atacando al hombre equivocado. Ahora McCartney será el hombre a asesinar.
-Será nuestro próximo objetivo- digo tratando de calmarla- estuve cerca de acabar con él en el ataque a los laboratorios.

La misma razón por la que tú quieres acabar con él, es la que me motiva a mí. Pero hay que ser cautos, no dejarnos llevar por las emociones, de lo contrario acabaremos muertos. Él espera que nos acerquemos furiosos, motivados por la ira y así, con tranquilidad nos asesinará. No debemos olvidarnos de Castle, es el cabecilla, la mente maestra.
-Dime qué sufrirá- en sus ojos podía ver mucha tristeza-
-Lo hará, le daremos de su propia medicina- sonrío- anhelo  su muerte y me lleno de júbilo.
-Gracias Thomas- me toma la mano- no importa como lo haremos, ni el tiempo que no lleve pero quiero que apretemos el gatillo en el mismo momento y acabemos con McCartney
-Así es- intento darle un beso y me lo esquiva, se retira de la habitación-

-Tienes que entenderla- dice Taiana- ella se siente mal por todo lo que sucedió, no sabe cómo manejar la frustración y se aleja de lo que le hace bien.
-Lo sé- suspiro- solo si lo hubiera sabido antes…
-No hubiera cambiado nada… Pero tú sabes Thomas que el camino de la venganza es sin retorno, venenoso y vacío. Nada de lo que hagas te devuelve lo que perdiste. Nada de lo que presumas que necesitas, es lo que realmente necesitas. El vacío y la culpa son un combo explosivo y si no lo detienes corre como reguero de pólvora para explotar en el momento menos pensado.
-Tienes razón, le daré espacio y tiempo para que asimile todo esto- busco mi libreta y le digo- tenemos que idear un plan para acabar con toda la sociedad. Pero primero con Sinner, tenemos un gran problema con ello.
-¿Qué ocurre con él?- dice con sorpresa-
-Según me informó una fuente cercana, la ciudad de Hanchi ha sido cercada con un muro de contención. Y él se encuentra en medio de la ciudad fuertemente custodiado. Se supone que allí va a experimentar con el virus. En teoría, la bomba “I” estaba en nuestro poder. Supuestamente está enterrada, pero sospecho que la debe tener alguno de los supremos.
-Dalo por seguro- suspira- recuerdo que mi suprema, ButterJons, hablaba de negocios, de lugares donde invadir luego de finalizar con el Círculo. Ellos son iguales o peores que Cicatriz.
-Todo lo que es turbio en algún tramo se vuelve cristalino. Solo es cuestión de tiempo y de saber en qué momento dar la estocada final.  A veces, aunque me cueste, debemos ser pacientes. Hemos perdido tantos amigos que solo recordar alguno, me genera una gran resistencia. Sé que ellos van a caer, tienen que caer. Sea como sea, eso sí Taiana, el río de sangre será caudaloso arrastrando todo a su paso. Muchos Arcanos no lo lograremos.
-No digas eso- su mirada demuestra angustia- no tienes que entregarte a la muerte sin antes pelear.
-En ningún momento he dicho semejante cosa- sonrío- solo que nada me asegura que ellos no acaben conmigo. Son personas preparadas para todo, y en algún momento, no será hoy o mañana. Pero algún día me enfrentaré a alguien mejor y será mi final.
-Siempre buscaste ser el mejor en todo lo que te proponías. Siempre quisiste destacarte, ¿y ahora te rindes?
-No es así- carraspeo- pero el momento llega, el momento en que uno madura. El mundo es muy grande y la vida es muy corta como para batallar para ser el mejor. Necesito entender que las circunstancias han cambiado, ahora fortalecí mi lazo contigo. Y quiero que así siga.

-Seguirá así si dejas de tentar a la muerte- cuando se enoja me recuerda a su madre- no olvides que tengo un título en Psicología, no podrás engañarme.
-Nunca lo haré- la abrazo justo antes que me avisaran que un hombre desconocido me esperaba en mi oficina-

Camino hacia allí y al ingresar veo a un hombre joven, de gorra negra y de postura corpulenta.

-Usted dirá- digo acomodándome en mi silla-
-No quiero que te exaltes cuando te diga quién soy, vengo a generar una alianza. Soy el Fantasma…
Por unos segundos me quedo en silencio, mi cerebro está procesando lo que mis oídos acaban de escuchar. La ira me invade, quiero aniquilarlo…

-¡Tú nos quisiste asesinar en más de una ocasión!- grito e intento golpearlo, me toma el puño, que iba dirigido a su mentón, y dice-
-Repito, vengo a formar una alianza, ya no pertenezco al Círculo, es más, ellos quieren asesinarme.
-¿Tu secuestraste a Bill?- indago-
-No sé quién es Bill, hace tiempo que estoy fuera del negocio, pido que me escuches- me suelta- siéntate y luego de escucharme decidirás que hacer conmigo.
-Soy todos oídos- aunque quiera asesinarlo, dejaré que hable, necesito llegar a la verdad-
-Todo comenzó hace apenas tres meses cuando descubrí la verdad a través de cierto informante que poseo. El círculo Escarlata, mi contratante, se está desviando del fin que me plantearon en un comienzo. Soy un sicario, eso no puedo negarlo, mi padre me entrenó para serlo. Ellos se comunicaban conmigo con un cierto código, me enviaban el objetivo, estudiaba su rutina y era lo más certero posible. Un día me encomendaron una nueva misión, mi objetivo era un supuesto mafioso llamado Ethan. Acabé con él sin dejar rastros. Tiempo después estaba disfrutando con una prostituta que contraté, en la fogosidad del acto apretamos el control remoto cambiando el canal y de fondo pude escuchar que el asesinato, el blanco que me habían encomendado, era un detective condecorado… No podía salir de mi estupor, pero la mente nos engaña de formas que jamás entenderemos y simplemente me olvidé del suceso. Las misiones eran cada vez más, pero Thomas la paga era exquisita, tanto así que solo me enfocaba en matar y callaba la voz de mi conciencia que me decía que algo estaba mal. Lamentablemente mi padre me educó para amar al dinero, pero mi madre… Ella quería que fuera un hombre de bien. Esa semilla comenzó a crecer y a crecer… Indagué sobre mis víctimas, fueron miles… Tanto así que mi alma se estrujó al enterarme que las personas a las que había estado matando eran…-su mirada está perdida, no puede ni siquiera terminar la frase- No sabía qué hacer… Ni en quien confiar, me enfrenté a Castle… Él negó todo y se desligo de toda culpa. Entonces, una tarde en mi búnker, un departamento de mala muerte en las afueras de la ciudad, me encontraba bebiendo un café en búsqueda de un nuevo trabajo, lejos de la muerte. Sentí pasos, varios, busqué mis armas y me posicioné. Apunté y los pasos se silenciaron. Detrás de mí, de un ventanal, ingresaron tres hombres con sus rostros cubiertos y fuertemente armados. Los cristales se rompieron y los disparos no se hicieron esperar. El fuego cruzado fue tétrico, no estoy acostumbrado a batallar, lo mío siempre fue desde la oscuridad. Me hirieron en la pierna derecha y en el brazo izquierdo. Admito Thomas que sabía que la muerte golpeaba mi puerta. Una explosión derribó la misma, una granada de humo volvió el escenario diferente. Solo logré ver en los destellos de las armas que alguien quería salvarme. Se dió por finalizada la batalla sin aún saber quién era el vencedor, intenté no moverme, el instinto de supervivencia me llevó a intentar pasarme por muerto asumiendo que mis asesinos habían ganado. El repiqueteo de unos pasos aceleró mis palpitaciones, intenté entre las penumbras buscar mi arma pero no estaba a mi alcance. Mis nervios, que asumí que eran de acero, eran frágiles como las hojas en otoño.

-Fantasma ¿estás bien? – dijo una voz grave y no conocida por mí.

No quise contestar pero algo debía hacer, el humo comenzó a dispersarse y pronto iban a descubrir que no estaba muerto

-Fantasma ¿dónde estás?- dijo la voz nuevamente- no vengo a asesinarte, solo deseo hablar contigo. Soy Gabriel de los Arcanos.
-Aquí estoy- respondí luego de unos minutos- debajo de la mesa -dudé pero otra salida no me quedaba-
-Estás dañado- me tendió la mano- no tenemos tiempo que perder, te llevaré a un médico amigo que sanará tus heridas y en el camino te explicaré el motivo de mi visita. Pero no dudes, en la terraza hay un helicóptero con más hombres, apenas sepan que los otros murieron vendrán por ti.

Descendimos con extrema dificultad, mi pierna me dolía demasiado, sangraba poco pero sentía un dolor agudo que me hacía querer gritar. No había tiempo, me subió a su espalda permitiéndole bajar con más velocidad pero se notaba que le faltaba el aire. < Debería  dejar los vicios> dijo Gabriel con humor. Salimos por la puerta trasera que daba al estacionamiento. Me posicionó en el asiento trasero del automóvil y me pidió que me mantuviera recostado. Arrancó y comenzamos el viaje. Pude distinguir las sirenas de los móviles policiales y levemente sonidos de las hélices de un helicóptero.

-Tuviste suerte que no me detuve a tomar un café como tenía pensado- me dijo con calma-
-La verdad es que nunca pensé que sucedería- dijo golpeando el asiento-
-Fuiste un iluso si asumiste que podrías salirte del Círculo Escarlata con facilidad. Nadie jamás ha podido escapar. Ellos no dejan cabos sueltos. Para ser un asesino despiadado eres bastante inocente.
-Teníamos un contrato- dijo con seguridad- supuestamente cumplía la última misión y podría disfrutar de la vida como un hombre normal. Pero cuando un proyectil impactó cerca mío volví a la dura realidad, a la que me enseñó que de estos lugares jamás sales con vida…

Un neumático explotó, el automóvil se torció y terminamos colisionando contra una pared. Descendimos con velocidad, la situación ayudó a olvidarme de los dolores, aunque sangrara. Gabriel, con suma seguridad y entereza se defendía del contrataque. Me arrojó un arma y me dijo “de aquí salimos los dos juntos”. Siendo un hábil asesino, enfrentarme a semejantes profesionales llevó mi adrenalina a un máximo nivel desconocido. Pudimos acabar con ellos con suma dificultad y ante el estupor de la gente. Lo más extraño de todo, fue la forma en que los medios de comunicación escondieron el suceso. Espero que los testigos sigan con vida pero no tengo tanta esperanza…

– En pocas palabras- digo con calma- un Arcano que enviamos para asesinarte, te salvó la vida.
-Así es- responde mirando hacia un costado-
-¿Y porque lo haría?
-No… Lo sé…- tartamudea-
-Interesante- digo encendiéndome un cigarrillo-
-No comprendo- exclama con sorpresa-
-¿Si lo sabes o no Amadeus?
-Cómo… ¿Sabes mi verdadero nombre?
-No fui Detective tanto tiempo en vano, conozco la naturaleza humana. Tu eres y serás importante para el Círculo pero lo eres mejor muerto que vivo. Y eso lo sabía Bill, Miguel y Gabriel. Ahora comprendo todo- Exclamo con soltura-
-No comprendo- no puede salir de su estupor-
-Sabes mucho del Círculo, desde sus bases secretas, misiones y todas las cosas turbias que manejan. Entonces, cuando tu contrato finalizó era obvio que debías acabar muerto. Pero…- me rasco la barba- algo más debes saber para que hayan actuado a plena luz del día sin importarles dejar testigos…

-Puede ser…- libera un suspiro- que el asesinato del detective O’Neill sea el comienzo del final de mi vida.
-¿Puedes ser más específico?
-Ellos me enviaban a misiones exclusivas para el beneficio del Círculo, nada de índole personal. Digamos… Que si Castle, por ejemplo, quería que acabara con su ex esposa o algo similar, debía romper las reglas y podía ser su final. Pero… En este caso fue diferente estuve averiguando y supe que este detective sabía algo de algún poderoso, ya sea Castle, Cicatriz o alguien más y me envió a matarlo.
-Tendremos que averiguar quién te envió a tal misión. Lo que si se, es que tú vida vale millones para nosotros y aquí si se enteran de tu visita corres igual de peligro que si estuvieras hablando con Cicatriz. Por eso…- me detengo, pienso y digo- entiendo porque Gabriel te fue a salvar y por qué mintió sobre tu muerte. Sabe que nuestra organización está envuelta en una desconfianza extrema y alguien de los rangos mayores desea acabar contigo… Es más, asumo que la muerte del mismísimo Gabriel estuvo planeada, la bomba, el plan y demás, todo fue una trampa… ¡Maldita sea!- golpeo la mesa- todo fue en vano… –vuelvo a golpear- no puedo confiar en nadie, ni siquiera en mí. Gabriel fue asesinado por salvarte y por salvarme. Él murió con el secreto de quién es la rata que tendió todas las trampas en cada misión. Puede ser desde Adolf hasta Daina.

-Solo resta- dice con calma- esconder las emociones y dejar que el tramposo se confíe para atraparlo.
-Sí… mira, no soy tu jefe pero necesito que visites a la esposa de O’Neill para averiguar todo lo relacionado con su asesinato. Por qué te enviaron a matarlo. Yo por mi parte tengo que acabar con el coronel Sinner.

Se despidió, se colocó su capucha y salió apurado. Por mi parte, entendí todo. Un grupo de cuatro amigos al que luego ingresé yo, acabó siendo una organización con una única misión. Excepto por Gabriel, hay un traidor entre nosotros y ninguno se encuentra para dar su versión. Comenzó la cacería de la verdad, una verdad producirá un mar sangriento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s